Saluda del Decano

ingenierosVA Saluda del Decano
Vivimos en los años finales de la segunda década del tercer milenio, época de transformación rápida en la que es necesario contar con competencias adaptables. No basta ya con resolver problemas. Hay que anticipar soluciones a situaciones que están por llegar. Los retos forman parte del día a día habitual.

Es un orgullo para mí representar al mayor colectivo de nuestra región que congrega la tecnología, innovación, negocio y transformación permanente. Haciendo uso de las matemáticas, física, química, automática, programación o el diseño estamos para desarrollar y gestionar los negocios de forma que satisfagan las necesidades de las empresas y la sociedad a través de su progreso.

 

Sin embargo el mundo actual no se conforma con las soluciones o el trabajo bien hecho. La globalidad y la comunicación en “tiempo real” exigen saber transmitir por los canales adecuados nuestro trabajo. El buen paño, en el arca ya no se vende. Hay que transmitir socialmente, por tanto, el gran valor que aportamos en todos los sectores. Podemos y debemos explotar nuestra capacidad de integrarnos en equipos multidisciplinares. Nada define más a quien ha estudiado una ingeniería que su versatilidad. Los equipos médicos ya tienen a ingenieros entre sus miembros y lo mismo sucede entre muchas otras disciplinas. Un ingeniero ayuda a dar el uso práctico a nuevas herramientas. La realidad virtual o la aumentada aún no han llegado a su madurez porque todavía hay que encontrarles más aplicaciones útiles.

 

La rama industrial de la ingeniería tiene ante sí la implantación de la industria ahora llamada 4.0. Aún recuerdo cuándo en mi trayectoria profesional tuve que transmitir la llegada de la web 2.0 al mundo de la comunicación. Llevó casi 10 años convencer a los actores de sus beneficios. Algo similar puede suceder con la industria 4.0. La única manera es perseverar y convencer, pero nadie mejor que el ingeniero, con visión de negocio y tecnología, para hacerlo.

 

Sin embargo el reto más importante que nos espera es el de la cooperación como colectivo para avanzar en conjunto. El mercado laboral dejará de pedir titulaciones para pasar a pedir al profesional pericias, aptitudes e idoneidades para hacer lo requerido. La ingeniería y los ingenieros, por ello, tienen su oportunidad en la cooperación. La sociedad debe vernos como expertos y buenos consejeros, independientemente de cuál sea nuestra pericia.

Queremos que te unas a nuestra fuerza para ayudarte a ser más fuerte y progresar contigo.

Te estamos esperando.

En nombre de la Junta de Gobierno y en el mío propio, recibe un cordial saludo,

 

F. Javier Escribano Cordovés

 

DECANO ingenierosVA; COLEGIO OFICIAL DE PERITOS E INGENIEROS TÉCNICOS INDUSTRIALES DE VALLADOLID.
PRESIDENTE ASOCIACIÓN DE GRADUADOS EN INGENIERÍA E INGENIEROS TÉCNICOS INDUSTRIALES DE VALLADOLID.

Somos muchos, solo faltas tú. ¡TE ESPERAMOS!